Sobre la Reforma Agraria integral en Paraguay y las tareas del movimiento popular

El fondo del problema

Los llamados gremios de la producción, en su mayoría con tierras mal habidas o mal adjudicadas y con proyectos territoriales excluyentes, con el crecimiento insólito de la economía nacional -que lamentable y contradictoriamente está asociado al crecimiento de pobreza extrema rural- aumentan su participación en la producción a expensas del sector campesino, indígena y popular. Ahora la producción campesina está ya por debajo del 20 % de la superficie cultivada total.

Estos gremios de sojeros y ganaderos a  través de sus medios de comunicación lograron que algunas ideas que descalifican la producción y las luchas campesinas e indígenas, ganen la fuerza del sentido común en la opinión pública; estas ideas incluyen: los campesinos e indígenas son haraganes, ignorantes, la agricultura campesina es la causa de la pobreza (no el modelo agroexportador ni la concentración de la tierra y del ingreso),las organizaciones campesinas e indígenas son sinónimos de delincuencia, la reforma agraria no solucionará el problema rural.

Sobre las ideas instaladas, nos movilizaremos para discutir en barrios, comunidades, plazas y calles con nuestros compatriotas, sobre la realidad del problema agrario y sobre el alcance nacional que tiene la Reforma Agraria en cuanto beneficio a la ciudadanía.

Nuestra propuesta se contrapone al avance ilegal de la soja transgénica en las comunidades y nacionales, que está aniquilando asentamientos campesinos y que lastimosamente cuenta con la complicidad de agentes que expresan la presencia territorial del Estado (los propios funcionarios del Indert, jueces y fiscales básicamente).

Los grandes cambios requieren de grandes decisiones, entre las que se encuentran la necesidad de reorientar la política de gestión del Ministerio de Agricultura y Ganadería, la política tributaria (que debe tener mayor acento en impuestos a la producción extractiva de materia prima y la aprobación del IRP), el modelo de seguridad liderado por el Ministerio del Interior y la presión para la reforma estructural de la Justicia.

Las condiciones requeridas para revertir la situación, desde las políticas públicas.

1- Instalar una campaña discursiva-política de formación de conciencia sobre la recuperación de las tierras mal habidas y de las parcelas ilegalmente ocupadas por el sector sojero en las comunidades. La recuperación efectiva de estas tierras supone acciones que involucren directamente al Presidente Lugo, a los miembros de la Corte Suprema, y al Jurado de Enjuiciamiento

2- Garantizar recursos de tesoro o de las binacionales  para el Indert, en coherencia con uno de los 6 ejes del programa que se votó el 20 de abril de 2008, puesto que la reforma agraria fue una de las banderas de Lugo. En este sentido, vale mencionar que las compensaciones por la energía cedida al Brasil, se deberían aplicar mayoritariamente para el desarrollo de la Reforma Agraria integral.

3- Desarrollar un gran debate nacional sobre el modelo productivo a priorizar como país. Para este debate se debe convocar a todos los sectores vinculados a la producción, con el fin de discutir con patriotismo, sinceridad, responsabilidad y seriedad, cuál es el modelo de producción que beneficiará a la mayoría de los habitantes del país.

Este debate nacional debe estar alimentado sistemática y cotidianamente por la SICOM, la televisión educativa, radios comunitarias y otros medios disponibles. Esta campaña debe contrarrestar por medios idóneos las ideas que estigmatizan al campesino, a la agricultura campesina y presentan a la reforma agraria como una propuesta anacrónica.

Esa campaña debe mostrar la cuestión campesina como un problema nacional crítico, ya que cada vez importamos más alimentos que inexorablemente provocará inflación y mayor pobreza extrema, en tanto los precios de los alimentos suben y no lo ingresos de los pobres.

En este debate debe plantearse los graves riesgos de la privatización de las tierras públicas por la vía de la titulación masiva sin garantizar previamente el arraigo de la población asentada. Al desaparecer las tierras públicas además el INDERT carecerá de razón der ser, y al desaparecer el derecho agrario solo regirá el código civil.

4- Trabajar sobre la propuesta de política agraria del Congreso campesino de junio/2010 y el perfil de la persona que pueda dirigir, desde el Indert, estas políticas.

5- Luego de consensuar estos puntos, hablemos de nombres

La tarea principal del movimiento popular

Las organizaciones sociales y políticas abajo firmantes, sostenemos que este año, el 2011, es el año del Bicentenario Patriótico de Liberación, el año de las movilizaciones, los debates, las recuperaciones patrióticas de tierras mal habidas y mal adjudicadas. Este es el año del trabajo en asambleas permanentes que nos permitan construir ese proyecto democrático nacional que representa y que sea defendido por la mayoría de los que habitamos nuestro glorioso Paraguay.

Nosotros y nosotras apostamos a los encuentros y a la unidad para sostener una oleada creciente de manifestaciones, que instale con claridad, firmeza y patriotismo, las líneas fundamentales, éticas, morales y patrióticas para defender la construcción del Paraguay democrático, justo y solidario.

¡Por un Bicentenario Patriótico de Liberación!

¡Por una Reforma Agraria Integral con participación del pueblo organizado!

¡Por un modelo productivo incluyente que beneficie a la mayoría de nuestro pueblo!

¡Recuperación de tierras mal habidas ya!

Partido Comunista Paraguayo; Partido Convergencia Popular Socialista; Partido Popular Tekojoja; Organización de Lucha por la Tierra (OLT); Coordinadora de Productores Agrícolas-San Pedro Norte (CPA-SPN); Organización Nacional de Aborígenes Independientes (ONAI); Organización Sebastián Larrosa; Movimiento Agrario y Popular (MAP), Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras, Rurales e Indìgenas (CONAMURI); Movimiento de Trabajadores Rurales y Urbanos (MTR); Central Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Populares (CNOCIP); Alianza Campesina (AC); Movimiento Agrario del Paraguay (MOAPA)

15 de febrero de 2011

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s